SALVACIÓN + BAUTISMO

Jesús Vino a Dar Vida


“El Ladrón No Viene Más Que A Robar, Matar Y Destruir; Yo He Venido Para Que Tengan Vida, Y La Tengan En Abundancia.”

Juan 10:10 NVI


En un mundo de muerte, tristeza y confusión, ¡es maravilloso saber que Jesucristo vino para que tuviéramos vida!

Tu recibiste "la vida natural" cuando tu madre te dio a luz. Cuando Cristo entra en tu corazón, recibes "la vida espiritual". ¡Es "vida en abundancia", una fuente interior de vida creciente y poderosa que cambia cada área de tu vida natural!

De hecho, Pablo dijo: "Ya no vivo yo, sino que Cristo que vive en mí" (Gálatas 2:20 NVI).

Todo este libro se trata de un tema:

"¡LA VIDA!" Si aún no conoces a Cristo, este libro es para ti; Pero si conoces a Cristo, se trata de la nueva vida que te pertenece en Cristo.

Acompáñanos en este "Viaje a la vida". Trae a alguien contigo si quieres. ¡Vámonos!

De la muerte a la vida


No se puede entender la "vida" de Cristo hasta que se entienda la "muerte" del pecado. Volvamos al principio de los tiempos para ver cómo el pecado y la muerte llegaron aquí en primer lugar.


¡Todo Empezó Genial!

Adán y Eva fueron creados PERFECTOS. Ellos entendían quiénes eran y por qué existían. A continuación hay cuatro partes increíbles de la vida que Adán y Eva disfrutaron con Dios:

1. ¡Fueron creados justos (sin pecado)!

"Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios; Hombre y mujer los creó".

Génesis 1:27 NVI

2. ¡Adán y Eva tuvieron una comunión diaria increíble con Dios... sin sentido de miedo, culpa o inferioridad! Dios hizo el Huerto del Edén donde podían tener "comunión" y "hacer una vida juntos".

  

"Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado".

Génesis 2:8 RVR 1960

3. Era "natural" que Adán y Eva obedecieran a Dios porque Dios gobernaba dentro de ellos.

4. Dios no sólo los gobernaba , sino que gobernaba "a través" de ellos. ¡Dios les dio autoridad para gobernar con Él sobre todo el planeta!

"Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra."

Génesis 1:28 RVR 1960

El Pecado Lo Arruinó Todo

En el momento en que Adán y Eva pecaron, todo cambió. Perdieron esa inocencia, rectitud y capacidad de gobernar con Dios. De hecho, la Biblia dice que recibieron "la muerte" espiritual. (No murieron físicamente en ese momento, sino que murieron espiritualmente ante Dios y a Su vida eterna).

"Y le dio este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, 17 pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás"

Génesis 2:16–17 NVI


Al igual que con el dominó, esto es lo que ocurrió inmediatamente después:

Nos convertimos en seres PECAMINOSOS—La naturaleza de la humanidad cambió a la naturaleza injusta (pecaminosa) de Satanás. Todas las personas posteriormente heredaron esta naturaleza pecaminosa de Adán.

"Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron."

Romanos 5:12 RVR 1960

Nos APARTAMOS— La muerte espiritual es separación o enemistad con Dios, estar faltos de la vida de Dios en el alma, estando así espiritualmente aislados de Dios.

lo dice claramente: "Y estaban muertos en sus transgresiones y pecados."  

Efesios 2:1 (NVI)

Debido a la separación del hombre, sucedieron tres cosas:

1. Nos convertimos en el ENEMIGO de Dios. Cuando el hombre cayó, perdimos nuestra "intimidad" con Dios y nos convertimos en el "enemigo" de Dios.


2. Nos hicimos IGNORANTES de Dios. Ser "ignorantes" no significa ser tonto; sólo significa que "no saber". No sólo murió el corazón del hombre, sino que su MENTE se oscureció y se confundió en cuanto de Dios.

3. Nos convertimos en ESCLAVOS de Satanás. Él tomó el control y rigió a la humanidad despiadadamente. La lujuria, el orgullo y la rebelión se levantaron en nuestros corazones en lugar de amor, humildad y obediencia a Dios.


"En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire [SATANÁS], el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia."

Efesios 2:2 (RVR 1960)

Satanás comenzó a trabajar en todas las áreas de nuestra vida: nuestros corazones, mentes, cuerpos, amistades, finanzas y en TODAS las otras áreas de la vida.

¡Qué lío causó un pecado!

Satanás ahora gobierna el mundo a través de los seres humanos. Suena apremiante, ¿verdad? ¡Sin embargo, estas son las buenas, buenas nuevas!

Jesús Salvó El Día Para Todos Nosotros

El hombre tenía un problema, pero Dios tenía una solución. Su solución fue un sacrificio. Su hijo, Su único hijo Jesús. Jesús vivió la vida que debimos haber vivido, pero que nunca podríamos vivir. Dios se hizo carne en la persona de Jesucristo y vivió una vida perfecta sin pecado para llegar a ser el Salvador perfecto.

Jesús vivió una vida que debimos haber vivido, pero nunca podríamos vivir.

Vivió una vida perfecta y sin pecado para llegar a ser el Salvador perfecto.

"Pues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado, para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo."

Como 2 Corintios 5:21 (NTV)

 

Él murió la muerte de que debimos haber muerto.

Jesús voluntariamente dio Su vida por nosotros en la cruz para vencer al pecado y sus consecuencias en nuestras vidas. ¡Porque Él murió, nosotros podemos vivir!

"Pero ahora él los reconcilió consigo mediante la muerte de Cristo en su cuerpo físico. Como resultado, los ha trasladado a su propia presencia, y ahora ustedes son santos, libres de culpa y pueden presentarse delante de él sin ninguna falta."

Colosenses 1:22 (NTV)


Ahora podemos ser salvos en Él.

Jesús murió en la cruz para pagar nuestra deuda de pecado. Somos TOTALMENTE PERDONADOS.

¡Clavó nuestros pecados en Su cruz! (Colosenses 2:14, NVI).

Ahora podemos tener una vida CON Cristo y PARA Cristo.

Aplicación:

  • Todos hemos pecado. ¿Qué área de su vida siente que el pecado ha afectado más: su mente, sus relaciones, su salud, su familia, etc.?
  • El pecado trajo la muerte. ¿Cómo puede Jesucristo traer a su vida perdón y vida?

El Don de la Vida Eterna


A todo el mundo le encanta un regalo. Nos encanta recibir una entrega de Amazon o una tarjeta de regalo gratuita.

La pregunta es, ¿Has ABIERTO el regalo? ¿Podrías dejarlo en la caja y sonreír porque aquí está? ¿De qué sirve una tarjeta de regalo que nunca "activas"?

Después del primer capítulo, entiendes el terrible precio del pecado. También entiendes la solución que Dios tiene para nosotros. ¡Ahora necesitas "abrir el regalo"! Necesitas RECIBIR ("activar") este maravilloso don de vida.

Hay tres peldaños en el camino de ACTIVAR la vida eterna:


Paso 1: ARREPENTIRSE

Después de que Cristo murió y regresó al cielo, Pedro predicó a miles de personas en Jerusalén en el Día de Pentecostés. Después de su mensaje, todos le hicieron la misma pregunta: "¿Qué debemos HACER para ser salvos?"

"Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo." (Hechos 2:38 RVR1960).

El primer paso para activar la vida es el arrepentimiento. ¿Qué significa arrepentirse? Tres frases simples lo explican:

1. El arrepentimiento significa RECONOCER que tu estas mal.

Llega un momento en la experiencia de salvación en el que tus ojos son abiertos y te das cuenta de que tus pensamientos, acciones y actitudes no son correctos. Reconoces que hay una necesidad de cambio.

David, en Salmos 51:4 (NTV), reconoció su pecado y su error, diciendo: " Contra ti y solo contra ti he pecado; he hecho lo que es malo ante tus ojos. Quedará demostrado que tienes razón en lo que dices y que tu juicio contra mí es justo.

2. El arrepentimiento significa lamentarse de quién has sido y de lo que has hecho. Si somos honestos, todos le hemos causado mucho daño y dolor a los demás y a Dios. Dios realmente te está dando este remordimiento para cambiar tu vida.

Segunda de Corintios 7:10 (NTV) describe este dolor: "Pues la clase de tristeza que Dios desea que suframos nos aleja del pecado y trae como resultado salvación. No hay que lamentarse por esa clase de tristeza;” ¡Afortunadamente, no tenemos que quedarnos en este lugar, porque recibimos el perdón de Dios y la vergüenza es eliminada!

3. El arrepentimiento significa invertir la dirección.

No basta con saber que estás equivocado y sentir remordimiento por ello; ¡debes cambiar decididamente tu rumbo! Debes ir en la dirección opuesta al pecado con el que estabas involucrado. A eso le llamamos una "VUELTA espiritual EN U" o una "vuelta espiritual de180°".

Lamentaciones 3:40 (NTV) dice: "En cambio, probemos y examinemos nuestros caminos y volvamos al Señor.”


Paso 2: Recibir Perdón

"Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad." (1 Juan 1:9 RVR 1960).

¡JESUS QUIERE PERDONARTE! Una de las características más importantes del ministerio de Jesús fue Su disposición a perdonar el pecado. Perdonó a prostitutas, a gente divorciada cinco veces, a un ladrón en la cruz, y a una serie de pecadores como tú y yo!

Juan el Bautista señaló a Jesús mientras caminaba y dijo: "He aquí, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29 RVR 1960).

Recibimos el perdón confesando nuestros pecados a Jesús. Confesar significa hacernos responsables del hecho de que somos culpables de haber cometido pecado y transgresiones.

Salmos 51:17 (NTV) enseña: "El sacrificio que sí deseas es un espíritu quebrantado; tú no rechazarás un corazón arrepentido y quebrantado, oh Dios."

Simplemente pide Su perdón, y Él te mostrará Su misericordia y amor. Si confesamos nuestro pecado, Él es justo para perdonar nuestros pecados. Independientemente de lo que hayas hecho mal en toda tu vida, CONFIESALO.

El salmista David oró: " Ten misericordia de mí, oh Dios, debido a tu amor inagotable; a causa de tu gran compasión, borra la mancha de mis pecados. " (Salmos 51:1 NTV).


Paso 3: Hacer a Jesús Salvador Y Señor

No podemos salvarnos a nosotros mismos; necesitamos a un Salvador.

A menudo las personas tratan de ganarse su salvación haciendo cosas buenas o realizando actividades religiosas, pero ninguna de estas cosas puede salvarnos. En realidad, la salvación es dada por lo que la Biblia llama GRACIA:

"Porque por GRACIA ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios " (Efesios 2:8 NVI).

Jesús debe ser nuestro único Salvador.

Debemos aceptar a Jesucristo como la única provisión de Dios por nuestro pecado. 

"Porque hay un Solo Dios, y hay un mediador entre Dios y los hombres, Jesúcristo  hombre." (1 Timoteo 2:5 RVR 1960).

Jesús debe ser nuestro único Señor. Jesús como tu Señor significa que ahora Él está a cargo de tu vida. Debe hacerse cargo de todo, ¡absolutamente de todo!

Romanos 10:9 (RVR 1960) dice: " Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo."

Aquí están algunas cosas de lo que significa prácticamente hacer a Jesús Señor:

1. El Señorío significa que caminas en obediencia a Jesús. Según la Biblia, si llamas a Jesús Señor, entonces te comprometes a obedecer las cosas que Él nos enseñó.

"¿Por qué me llamas 'Señor, Señor', y no haces lo que yo digo?" (Lucas 6:46 RVR 1960).

2. Confesar a Jesús como Señor significa que tu corazón le pertenece totalmente a Él.

"Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor (1 Pedro 3:15 RVR 1960).

3. Confesar a Jesús como Señor es un caminar continuo con Él.

"Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él " (Colosenses 2:6 RVR 1960).

¡Ahora, ya sabes cómo "abrir el regalo"!
ES SIMPLE: 


Aplicación:

    • ¿Estás listo para actuar en lo que ahora sabes que es verdad: arrepentirte del pecado, recibe el perdón y haz a Jesús Salvador y Señor?
    • Si esto es algo que ya has hecho, comparte de qué manera has visto a Dios traer el cambio en tu vida.
    • ¿Hay alguien que conozcas que necesite escuchar este mensaje? Oremos por esa persona.

El Mandamiento del Bautismo en Agua


Felipe, el diácono que vivió unos años después de Cristo, viajaba por un camino polvoriento en el desierto al sur de Israel. Vio un carruaje elegante con un hombre bien vestido de África montando y leyendo. Oyó al hombre leer del libro de Isaías... ¡y terminó en el carruaje dirigiendo al hombre a Cristo!

Entonces, el hombre etíope le preguntó a Felipe: "... ¡Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó." (Hechos 8:36–38 RVR 1960).

Esta poderosa historia plantea esta importante pregunta:

¿Por Qué Nos Bautizamos en El Agua?

Ahora que Jesús es el Señor de sus vidas, el primer mandamiento que Él da es ser bautizados. Lo último que les dijo a Sus discípulos fue: "Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo." (Mateo 28:19 NVI).

El bautismo en agua es una especie de "primer paso" para usted como creyente nuevo. Es un paso hacia lo que Cristo llamó el "discipulado": "obedeciendo Sus mandamientos y siguiendo Su ejemplo por el resto de su vida".

Tal vez recuerden que Jesús mismo fue bautizado (Lucas 3:21–22). Si el Hijo de Dios fue bautizado, ¿no creen que deberíamos serlo nosotros también? Obviamente no es sólo una pequeña ceremonia religiosa; hay poder real y significado profundo en el acto del bautismo.

De hecho, un carcelero del Nuevo Testamento recibió a Cristo a mitad de la noche y "en seguida fueron bautizados él y toda su familia. 34 El carcelero los llevó a su casa, les sirvió comida y se alegró mucho junto con toda su familia por haber creído en Dios." (Hechos 16:33–34 NVI).
¡ESO ES ALGO PODEROSO!

¿Qué Significa Realmente El Bautismo?

El bautismo en agua es un "acto físico que expresa una verdad espiritual". En efecto, es decir, que morimos a nuestra antigua vida y comenzamos una nueva vida. Eso es todo, simple y sencillo. Ahora nos identificamos totalmente con Cristo de estas maneras:

1. Como Cristo murió por el pecado, así ahora los que son bautizados proclaman que ellos también han muerto al pecado.

Al entrar en el agua y estar completamente sumergidos, la sepultura de su antigua vida pecaminosa es lo que se simboliza.

Romanos 6:3–4 (NTV) enseña: "¿O acaso olvidaron que, cuando fuimos unidos a Cristo Jesús en el bautismo, nos unimos a él en su muerte? Pues hemos muerto y fuimos sepultados con Cristo mediante el bautismo; y tal como Cristo fue levantado de los muertos por el poder glorioso del Padre, ahora nosotros también podemos vivir una vida nueva." ¡Nuestra antigua naturaleza pecaminosa queda (sepultada) bajo el agua, ¡y entonces somos resucitados simbólicamente a una nueva vida en Jesús!

2. En el bautismo en agua, el o la que está siendo bautizado está declarando que vivirá para Jesús como Su discípulo.

Gálatas 2:20 (NVI) dice: "He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo, sino que Cristo vive en mí." ¡Esto significa que la persona que está siendo bautizada está literalmente haciéndole saber al mundo entero que va a vivir solo para Cristo!

¿Por Qué Hacemos Inmersión Completa?

La razón principal de la inmersión completa (como el hombre en el desierto que Felipe bautizó al lado del camino), es que sólo la inmersión completa puede simbolizar adecuadamente la sepultura, es decir, una tumba de agua. Usted "sepulta" a su antigua persona en la “tumba” del pecado. Por cierto, el término del Nuevo Testamento para bautizar significa "sumergir" o "inmergir".

Colosenses 2:12 (NTV) dice: " Pues ustedes fueron sepultados con Cristo cuando se bautizaron. Y con él también fueron resucitados para vivir una vida nueva, debido a que confiaron en el gran poder de Dios, quien levantó a Cristo de los muertos."

¿Cuándo Debe Bautizarse en Agua Una Persona?

Los relatos bíblicos del bautismo son que las personas eran bautizadas tan pronto como era posible después del momento en el que recibían a Cristo como Señor. A continuación hay tres de las muchas ilustraciones en un solo libro del Nuevo Testamento (Hechos) donde las personas fueron bautizadas inmediatamente después:

Los relatos bíblicos del bautismo son que las personas eran bautizadas tan pronto como era posible después del momento en el que recibían a Cristo como Señor. A continuación hay tres de las muchas ilustraciones en un solo libro del Nuevo Testamento (Hechos) donde las personas fueron bautizadas inmediatamente después: 

EN SAMARIA: " Pero ahora la gente creyó el mensaje de Felipe sobre la Buena Noticia acerca del reino de Dios y del nombre de Jesucristo. Como resultado, se bautizaron muchos hombres y mujeres. " (Hechos 8:12 NTV).

EN CESAREA: "…Entonces Pedro preguntó: «¿Puede alguien oponerse a que ellos sean bautizados ahora que han recibido el Espíritu Santo, tal como nosotros lo recibimos?». Por lo tanto, dio órdenes de que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo." (Hechos 10:46–48 NTV).

EN FILIPOS: " Mientras nos escuchaba, el Señor abrió su corazón y aceptó lo que Pablo decía. Ella y los de su casa fueron bautizados" (Hechos 16:14–15 NTV).

¡Usted está en buena compañía cuando sigue al Señor hacia el bautismo tal como lo hicieron estos creyentes del Nuevo Testamento!

Algunas últimas declaraciones sobre el bautismo:

1. El bautismo elimina una conciencia culpable. Algunas personas enseñan erróneamente que el bautismo en realidad salva. No es así. Usted es salvo por gracia mediante la fe (véase la última lección). El bautismo es simplemente su conciencia queriendo ser lavada y limpia. Pedro nos dijo que, “no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios" (1 Pedro 3:21 RVR 1960).

2. El bautismo es una confesión pública de su fe. Por lo general, hay testigos de su bautismo que lo oyen testificar con su propia voz que Jesús es ahora el Señor de su vida.



Estas son algunas cosas de las que el bautismo es una "confesión":


  • Confiesa su creencia en la muerte, sepultura y resurrección de Jesús: "Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras" (1 Corintios 15:3–4 RVR 1960).
  • Confiesa su creencia de ser parte de la iglesia: "Pero todos fuimos bautizados en un solo cuerpo por un mismo Espíritu, y todos compartimos el mismo Espíritu" (1 Corintios 12:13 NTV).
  • Confiesa vuestra creencia de que ahora os identificas con Cristo: "Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos" (Gálatas 3:27 RVR1960).

¿Está Listo Para "hecerlo Público"?

No es de extrañar que el hombre en el desierto le preguntara a Felipe: "¿Qué me impide ser bautizado aquí y ahora?"

El Bautismo del Espíritu Santo Es El Segundo Bautismo Importante

¿Por qué deben ser bautizados en el Espíritu Santo los creyentes?

Dios no sólo les ha dado a los creyentes una posición celestial y justa con Cristo, sino que también les ha hecho disponible el poder de vivir en esa posición (Hechos 1:8; Juan 1:33). El bautismo en el Espíritu Santo nos da poder para vivir la vida Cristiana. Es un mandato de la Escritura: "No se emborrachen con vino, porque eso les arruinará la vida. En cambio, sean llenos del Espíritu Santo" (Efesios 5:18 NTV). El bautismo en el Espíritu Santo no es un bautismo en agua; sin embargo, el creyente, sin duda alguna es sumergido de igual manera, no en el agua, sino en el Espíritu Santo. Es una experiencia separada de la salvación y el bautismo en agua, y está disponible para todos los creyentes.

El Espíritu Santo da nuevo poder y denuedo para ser testigos de todo lo que Cristo ha hecho en nuestra vida y trae un nuevo entendimiento y amor por la Palabra de Dios (Juan 16:13; 1 Corintios 2:9–16).

¿Quién necesita ser lleno del Espíritu Santo?

Todos necesitamos ser llenos del Espíritu Santo. Sin embargo, antes de que podamos ser llenos de Él, debemos tener corazones limpios. Debemos confesar nuestros pecados y perdonar a los demás, sin importar cuán irreprensibles pensemos que seamos (1 Juan 1:7–9; Lucas 6:37–38). Los creyentes que quieren ser llenos sólo necesitan pedírselo, y podrán recibir libremente (Juan 7:37–39). No es algo por lo que se tiene que luchar, agonizar, rogar o negociar. Es un don del Señor Jesucristo a Sus discípulos para permitirles andar como Él lo hizo (Lucas 11:11–13).

La señal de que hemos sido llenos del Espíritu Santo es la presencia de la obra y el empoderamiento de Jesús dentro de nosotros. Cuando son bautizados en el Espíritu Santo, todos los creyentes también tienen la capacidad de hablar en lenguas (Hechos 2:4; 4:31; 10:46; 19:6).

El bautismo en agua y el bautismo en el Espíritu Santo son peldaños en la senda de un nuevo Cristiano. El bautismo en agua identifica a los creyentes con Cristo, y el bautismo en el Espíritu Santo les da poder para vivir esa identificación. Ambas experiencias son parte de la doctrina fundamental de nuestra fe Cristiana.


Aplicación:

  • ¿Hay algo que le impida ser bautizado en agua? Si la respuesta es sí, ¿qué podemos hacer para ayudarle a superar ese obstáculo?
  • Explique, con sus propias palabras, lo que simboliza el bautismo y lo que hace por su conciencia
  • ¿Cuáles son los beneficios de que un creyente sea bautizado en el Espíritu Santo?
  • ¿Está listo para recibir esta nueva experiencia?

El Llamado a ser Discípulo


El ADN es increíble.

Hace que nuestros hijos se parezcan a nosotros (¡para bien o para mal!).

Poco a poco crecen "a nuestra imagen". Nada nos hace más felices que ellos crezcan, maduren, consigan trabajo, formen familias e hijos.

Somos una familia (véase el capítulo 4). El ideal de Dios, por lo tanto, es que "nos parezcamos a Su Hijo Jesús, que pensemos como Su Hijo Jesús, que hablemos como Su Hijo Jesús y que crezcamos y maduremos como Su Hijo Jesús."

Le llamamos a ese proceso de maduración el "discipulado". Deja una gran “impresión", ver el "ADN espiritual" obrando profundamente dentro de nosotros hasta que somos "plenamente formados" espiritualmente.

Jesús dejó muy claro que nos ha llamado a ser Sus seguidores, Sus discípulos. En Mateo 4:19 (NTV), Jesús le dio una invitación a Pedro y a sus compañeros pescadores: "¡Vengan, síganme, ¡y yo les enseñaré cómo pescar personas!" Esa invitación sigue vigente para nosotros hoy.

El discipulado cambia sus prioridades de la vida. Su prioridad número uno se convierte en conocer a Jesús a un nivel profundamente personal. Su decisión de ser un discípulo lo lleva a llegar a ser como Jesús en carácter, actitud y acciones a través de la transformación espiritual y el empoderamiento. Esto incluye aceptar el llamado de Dios a participar en la misión de Jesús en el mundo.

Cuatro Características Básicas De Un Discípulo De Jesús

  • Un discípulo es alguien que está  aprendiendo la Palabra de Dios. Jesús dijo en Juan 8:31 (NTV): "Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas" Hemos descubierto que leer un plan de lectura de la Biblia como el plan "Biblia en un año" es la mejor manera de desarrollar un conocimiento práctico de las Escrituras.
  • Un discípulo es alguien que ha dedicado su vida a Jesús como Maestro y quiere complacerlo. Jesús enseñó en Mateo 16:24–25 (NTV): "Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. 25 Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás, pero si entregas tu vida por mi causa, la salvarás".
  • Un discípulo vive en una relación fructífera con Jesucristo. ¡El fruto es exceso de vida! Cuando un árbol está tan lleno de savia que ya no puede sostenerlo, produce fruto.
Del mismo modo, cuando un Cristiano está lleno de Cristo, otros Lo verán y escucharán acerca de Él. Jesús dijo en Juan 15:8 (NTV): "Cuando producen mucho fruto, demuestran que son mis verdaderos discípulos. Eso le da mucha gloria a mi Padre."
  • Un discípulo es aquel que está aprendiendo a llevar a los demás a Cristo y los ayuda a seguir a Jesús. Jesús nos desafió en Mateo 28:19–20 (NTV) con este mandamiento: "Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones,[a] bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 20 Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado."

La Misión De Un Discípulo

La misión de un discípulo es aprender a orar. Cristo salía temprano por las mañanas para pasar tiempo a solas con Su Padre. ¡Él estaba más ocupado que todos nosotros juntos! Los alentamos a encontrar un lugar, un tiempo y un modelo de oración (como la oración del Señor o la oración de Jabes) para ayudarles a comenzar en su tiempo diario a solas.

La misión de un discípulo es aprender a compartir su fe. Un discípulo está listo para compartir lo que Cristo ha hecho por él o ella. No tiene que ser un "experto" para compartir lo que Cristo ha hecho en su vida y en su familia. 1 Pedro 3:15 (NTV) nos instruye: “Si alguien les pregunta acerca de la esperanza que tienen como creyentes, estén siempre preparados para dar una explicación".

La misión de un discípulo es crecer hasta la madurez y ayudar a los demás a crecer. El crecimiento proviene del conocimiento. Rodéese de personas que conozcan a Cristo desde hace tiempo. Permita que le enseñen. Luego, enséñele a otros lo que se le ha enseñado y lo que a aprendido usted.

Pablo le dijo a Timoteo: "Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros" (2 Timoteo 2:2 RVR1960).

El Crecimiento De Un Discípulo:
Las Cinco Devociones

Vivir como discípulo significa acercarse más a Jesús y aprender todo acerca de Él. Podemos resumir los principios del discipulado que les enseñamos anteriormente con cinco cosas que pueden hacer para comenzar a crecer en su relación con Jesús.


Devoción 1

"Pase tiempo con Jesús todos los días en oración."

Jesús le enseñó a Sus discípulos a orar y por qué orar. Un corredor se pone sus tenis todos los días para desarrollar el "hábito del corredor". Dedíquense de la misma manera a la oración, como dice Colosenses 4:2 (NTV): "Dedíquense a la oración con una mente alerta y un corazón agradecido."



Devoción 2

"Pase tiempo con la familia de Jesús en relaciones."

Usted es un hijo de Dios, pero no es hijo único. Dios quiere que esté en relación con sus hermanos y hermanas en Cristo. Ser parte de nuestra reunión Dominical regular y de nuestros B-Group es cómo hacemos esto.



Devoción 3

"Pase tiempo con Jesús VIVIENDO la Biblia."

LEER la Escritura es muy importante para "renovar su mente" y pensar de la manera en que Dios piensa. Lo que sea que lea, póngalo en práctica ese día.
VIVIR La Escritura es HACER lo que está en la Escritura. Santiago 1:22 (NTV) enseña: "No solo escuchen la palabra de Dios; tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos.”


Devoción 4

"Pase tiempo con Jesús sirviendo a los demás."

Cristo alimentó a las multitudes. Lavó los pies de Sus discípulos. Visitó y sanó a los enfermos. Hizo todo lo posible para ir a los hogares de gente. Nos dijo que el que servía se convertiría en el "más grande de todos".

  

Devoción 5

"Pase tiempo con Jesús sirviendo a los demás."

El mundo nos enseña a "quitar". Cristo nos enseñó a "dar". Él dijo: " Más bienaventurado es dar que recibir. " (Hechos 20:35 RVR 1960). Dijo: "Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo" (Lucas 6:38 RVR 1960).

La avaricia, la codicia y la mezquindad no tienen cabida en un discípulo maduro de Cristo. Aprenda a compartir, es como "plantar semillas". Sus dones van a crecer, van a multiplicarse, y producirán una cosecha masiva en su vida!

“Ese es nuestro ADN.”



Aplicación:

  • Establezca un tiempo y un lugar esta semana para pasar 15 minutos leyendo el plan “la Biblia en Un Año y 15 minutos orando la oración del Señor lentamente. Comparta este tiempo con otro creyente que pueda ayudarle a crecer.
  • Aprende a compartir su testimonio escribiendo cómo era antes de que Cristo llegara a ser su Salvador y Señor y lo que ha sucedido desde ese día. Comparta esto con otro creyente que le anime.

La Vida Siendo Parte De La Iglesia


Todo el mundo necesita una familia.

Todos vivimos "mejor juntos".

Los gansos vuelan en una formación "V" para aumentar su velocidad y disminuir su resistencia. Varios gansos abandonan la "V" si uno de su parvada resulta herido o lesionado. Cuando se recupera, todos se unen a otra "V" juntos.

Los caballos Belgas juntos jalan hasta un 500 por ciento más que solos. La mayor carga es jalada por caballos que se conocen desde hace muchos años.

Un pámpano no puede dar fruto a menos que permanezca "conectado a la vid".

¡Te irá 10 veces mejor como cristiano cuando "te conectes"!

"La Iglesia" no es un servicio, una institución o una actividad. Es una FAMILIA. Todo niño que nace en el mundo necesita desesperadamente una familia amorosa y cariñosa. ¡Es exactamente lo mismo cuando nacemos en la familia de Dios llamada la iglesia!

Dios llamó a Su iglesia una familia y su gente. Efesios 2:19 (NTV) dice: "Así que ahora ustedes, los gentiles, ya no son unos desconocidos ni extranjeros. Son ciudadanos junto con todo el pueblo santo de Dios. Son miembros de la familia de Dios".

Dios Nos Ha Adoptado Como Suyos

NACEMOS en esta familia por el Espíritu Santo. Juan 3:6 (NTV) dice: "El ser humano solo puede reproducir la vida humana, pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo”. Cuando aceptas a Cristo como Señor, "naces del Espíritu" (Juan 3:8 RVR 1960).

Dios nos ha adoptado y nos ha dado el corazón para llamarlo nuestro Padre. Romanos 8:15 (NTV) dice: "En cambio, recibieron el Espíritu de Dios cuando él los adoptó como sus propios hijos.[a] Ahora lo llamamos «Abba, Padre»".

Dios Nos Ha Puesto Al Cuidado De Una Familia

¡Nacer de nuevo es un milagro! No hicimos absolutamente nada para merecer un lugar en esta familia.  LA GRACIA DE DIOS, y Su gracia solamente, nos da el don de la calidad de ser Sus hijos e hijas.

"Pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. 13 Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios." (Juan 1:12–13 NTV).

Como familia espiritual, nos cuidamos el uno al otro. ¡COMUNIÓN podría definirse simplemente como "compañeros en el mismo barco"! En otras palabras, eso implica compartir nuestras vidas con los demás

Eche un vistazo a estos mandamientos de "unos a otros" que nos enseñan lo que significa ser parte de la familia de Dios:

Amaos los unos a los otros: "Pero no hace falta que les escribamos sobre la importancia de amarse mutuamente,[a] pues Dios mismo les ha enseñado a amarse unos a otros." (1 Tesalonicenses 4:9 NTV).

Anímense unos a otros"Así que aliéntense y edifiquense unos a otros, tal como ya lo hacen." (1 Tesalonicenses 5:11 NTV).

Cuidarse los unos a los otros:"Esto hace que haya armonía entre los miembros a fin de que los miembros se preocupen los unos por los otros" (1 Corintios 12:25 NTV). 

Edificarse unos a otros: "Deberíamos ayudar a otros a hacer lo que es correcto y edificarlos en el Señor." (Romanos 15:2 NTV).

Jesús dijo en Juan 13:35 (NTV): "El amor que tengan unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos»." El amor es lo que gobierna las relaciones en la familia de Dios. ¡La gente notará su "amor de familia" con otros cristianos y deseará mucho ser parte de esa comunidad!

Dios Te Ha Dado Un Don Para Compartir Con La Familia

La iglesia es llamada el "cuerpo de Cristo". Cada miembro de su cuerpo físico por tan pequeño que sea es importante. Si no cree que un pequeño dedo de su pie es importante, simplemente golpéalo contra algo en la oscuridad y verá cuánto tratará de sobarlo!

1 Corintios 12:12–13 (NTV) lo explica de esta manera: "El cuerpo humano tiene muchas partes, pero las muchas partes forman un cuerpo entero. Lo mismo sucede con el cuerpo de Cristo."

Como miembro del cuerpo de Cristo, se le ha dado un don especial para servir a los demás miembros y a su comunidad. Su función como parte del cuerpo es CRITICA! 

Romanos 12:4–5 (RVR 1960) dice: "Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros".

La iglesia es donde usted descubre su don dado por Dios y aprende a crecer en el uso de ese don. Cada uno de nosotros ha sido seleccionado personalmente y colocado en el cuerpo con un propósito especial.

Como dice 1 Pedro 4:10 (NTV): "Dios, de su gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros."

Dios Tiene Un Lugar Para Que Le Sirvan A Él En Su Nueva Familia

No somos salvos por nuestras obras, sólo por gracia a través de la fe. Sin embargo, la iglesia ha sido creada para servirle a Dios, para servir a los demás y para hacer la obra de Dios en el mundo. Dios te ha creado para buenas obras. Efesios 2:10 (NTV) dice: "Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás".

Ser parte de la familia significa ser parte del "negocio familiar" de Dios. Cada uno tiene su lugar, su don y su responsabilidad. Todos tenemos un PROPÓSITO: "cumplir la misión de Jesús de ayudar a los demás a conocer a Cristo". 

Jesús nos dijo Su misión de vida en Lucas 19:10 (NTV): " Pues el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar a los que están perdidos."

"Conéctese" con la familia de Dios. No  sea un "Llanero Solitario" que esté desconectado del resto del cuerpo de Cristo. ¡Encuentre su lugar, conecte su don y comience a hacer realidad el SUEÑO de Dios de poblar el cielo!


Aplicación:

  • La expresión perfecta de una "familia" espiritual es lo que llamamos un " B-Group". Es un grupo pequeño que se reúne regularmente donde pueden comenzar a crecer en sus "relaciones familiares". vayan a www.bethany.life para encontrar un B-Group que se reúna en su área, a su tiempo, o que sea de su interés y "conecte su don"!
  • ¿Hay alguna persona que usted conozca por la que pudiéramos orar para que llegue a ser parte de la familia de Dios?

El liderazgo de Bethany quiere ayudarle a descubrir su PROPÓSITO, don y llamado. Ahora que ha terminado el Libro de La Vida, nos encantaría invitarlo a los Pasos a Seguir (Next Steps). Los Pasos a Seguir (Next Steps), se llevan a cabo después de cada servicio en cada uno de nuestros campus. ¡Es una clase de cuatro semanas que lo conectarán más a la vida de la iglesia! ¡Nos vemos allí!

Copyright © 2022, Bethany Church, All Rights Reserved.

Contact Us • (225) 774-1700